miércoles, 5 de octubre de 2011

Hiroshima 広島

2010-04-23


Uno de los lugares más especiales de Japón y el mundo es Hiroshima. Ahí cayó la primera bomba nuclear de la historia, matando a miles de personas (la mayoría civiles) en menos de 1 minuto.

La primera vez que visité Hiroshima fui con Kaori y Karin, la hermana mayor de Kaori. Desde la estación de Osaka tomamos un Shinkansen.



Llegando a la estación de Hiroshima tomé foto de este otro Shinkansen, de los más antiguos que siguen operando:


El día que fuimos estaba nublado y amenazaba lluvia.

Para llegar al domo, hay que tomar un tranvía. La estación donde hay que bajar es fácil de identificar.


Al llegar lo primero que se ve es la cúpula que todos conocen por fotos. Se siente raro estar allí, justo donde explotó una bomba nuclear... este edificio se mantuvo en pie por dos razones: era de los pocos que estaban hechos de cemento sólido (la mayoría de construcciones era de madera) y estaba justo en el centro de la explosión.

Creo que esta foto dice mucho: muchos de los turistas (no todos) van a este lugar sólo a tomar fotos. Muchos japoneses (no todos) van a rezar y recordar la barbaridad que hubo ahí. ¿Ven a los turistas en primer plano y los locales al fondo a la derecha?

Uno de los monumentos que hay en alusión a la Paz. Estamos en el Parque de la Paz.

Aquí pusieron un homenaje para recordar a decenas de estudiantes japoneses, chinos y coreanos que estaban en Japón y terminaron siendo forzados a construir armas para el ejército del Imperio Japonés. Todos ellos estaban en la fábrica de armas cuando cayó la bomba.


Vista del otro lado, con el río en medio. La estructura que se ve en medio es para las lámparas del jardín derecho del estadio de beisbol del equipo profesional de Hiroshima, que fue construido a contra esquina del Parque de la Paz.

Después de la bomba pensaron que no crecería nada en 75 años...pero la naturaleza es increíble.



Al fondo se ve el Museo de la Paz, cuyo tema central es la bomba.

Una vez adentro del Museo hay mucho que ver.


Es de todos conocido que la bomba nuclear fue diseñada por alemanes, pero una de las cosas que más me impresionaron fue saber que Albert Einstein tuvo mucho que ver en el tema. Los alemanes que tuvieron la idea de hacer una bomba atómica intentaron presentar la idea a Hitler, pero éste los rechazó por varias razones. Entonces el destino los llevó a Estados Unidos con su idea, pero el presidente no estaba del todo seguro y confiado. Ellos pidieron a Einstein, quien ya tenía gran fama, que escribira una carta al presidente estadounidense (pongo una foto de parte de esa carta).

Después, Estados Unidos aceptó iniciar el proyecto de la bomba.


Una vez que la bomba estaba "lista", había que decidir si la usarían y contra quién la lanzarían.
Estados Unidos pensó que lanzarla sería adelantarse a la Unión Soviética y "meterle miedo" para la post guerra, así que esta fue una razón fuerte para usarla.

¿Dónde lanzarla? Pensaron que Alemania podría tener algo similar (el desarrollo de la bomba al final de cuentas era de origen alemán), así que eligieron usarla contra Japón. Además, la guerra con los japoneses parecía no tener fin: los orientales no cedían y había también muchas pérdidas americanas.

Pero, ¿en qué ciudad? Hicieron una lista (no me puedo imaginar lo que es hacer una lista para escoger la ciudad en la que matarían a miles de personas) y concluyeron que "Tokio, Osaka, Yokohama y otras" estaban ya bombardeadas y querían además estudiar los efectos de la bomba nuclear en seres vivos, así que decidieron usarla en Hiroshima, que aún no había sido bombardeada.




Así se veía Hiroshima el 6 de agosto de 1945 a las 8:13 de la mañana:




Y así se veía menos de 5 minutos después...








Los relojes pararon a las 8:15, dejando constancia de la hora en la que explotó la bomba.




La bomba explotó a 600 metros de altura arriba de la cúpula de las fotos anteriores, y por fallas en su diseño solamente liberó una cuarta parte de todo el poder que estaba previsto liberar.

En menos de 10 segundos la ciudad fue rociada con radiación suficiente para matar, después fueron aplastados por una fuerza de 19 toneladas y luego apareció la ola de calor, de más de 1000 grados centígrados...


Esta foto fue tomada una semana después del holocausto.


Y esta foto fue la primera foto que se conoce, fue tomada alrededor de media hora después de la explosión, desde el suelo de las afueras de Hiroshima. Los japoneses no sabían lo que pasaba, solamente escucharon un estruendo, empezaron a quemarse y vieron una gran nube en forma de hongo. Apenas comenzaban a reunirse en pequeños grupos de sobrevivientes.

Una parte del museo está llena de ropa, juguetes, cascos y cosas quemadas, cada una con su historia.



La siguiente foto muestra la "sombra" que dejaron los artefactos que no se desintegraron. Esto debido al calor tremendo que pasó por ahí a gran velocidad, quemando todo a su paso, excepto "las sombras" que dejaban las cosas que quedaron en pie:



La siguiente foto es dura: Es la escalera de un banco. Ahí estaba una persona sentada esperando a que el banco abriera. La persona se desintegró y "evitó" que el suelo que su cuerpo cubría se quemara con la misma intensidad:

Esta es una teja quemada que se encontró en las orillas de Hiroshima:


Y las siguientes son tejas que estaban más cerca del centro:



Lluvia radiactiva.


Ella es Sadako, una niña que sobrevivió a la explosión, pero a la que detectaron cáncer en la sangre, como resultado de la radiación. La enfermedad avanzó rápido.


Estos son Tsurus de origami hechos por Sadako en el hospital. A partir de esto, este origami se hizo sinónimo de paz.

En el Parque de la Paz hay un monumento en homenaje a Sadako:

Estos son tsurus como los que hacía Sadako. Todos los niños japoneses de secundaria vienen a este lugar, a aprender la historia de la bomba, a rezar por la paz y a dejar un tsuru en este lugar. Kaori algún día dejó el suyo aquí.


Fue dicho que nada crecería en Hiroshima en más de 75 años. Sin embargo, en otoño crecieron las primeras plantas, dando esperanza de vida a los sobrevivientes de Hiroshima.


Contrario a lo que USA pensó, los japoneses no se rindieron a pesar de haber recibido este golpe que dejó marcada a la humanidad. Se rindieron después de ser golpeados con otra bomba dos días después, y tras la invasión de los rusos en Manchuria.

Los japoneses dicen que ponen todo esto en el Museo para conocer la historia, y que ésta no se repita.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario