domingo, 23 de octubre de 2016

Cien fotos del oeste de Japón.

Hace ya casi dos años desde que comencé a colaborar en Amazing Japan. Han sido unos meses muy buenos llenos de viajes y experiencias. 

Las siguientes fotos fueron tomadas durante uno de los tours de Amazing Japan, en el que acompañé a una familia de México. Fue una experiencia muy bonita y al final quedó un viaje con cosas interesantes para niños y adultos.

Tokio

Puerta Hozomon del templo Sensouji en Asakusa. 


Fue un día lluvioso.

Esta es mi tienda favorita de té matcha, que está en Nakamise.

Capillas auxiliares del templo. Cuando llueve me gusta mucho cómo brillan los techos.

Visitamos esta tienda de "melón pan" (lo más cercano que hay a las conchas en México). Es una tienda famosa, ha salido en reportajes de la televisión y su atracción es que todo el pan lo venden recién salido del horno.


Caminando por ahí nos encontramos a esta persona detallando el mango de una katana.

Al siguiente día fuimos al Santuario de Meiji, y esta foto es del torii que da la entrada al bosque.

Visto en la explanada central de Meiji.

Cantante callejero en Harajuku.

Takeshita-dori con el tren de la Yamanote line pasando al fondo. En primer plano una niña con las típicas crepas y un nuevo tipo de falda transparente que se empezó a usar este verano.   

Arquitectura moderna en Omotesando.

En esta tienda de caramelos se puede ver el proceso final de moldeado de los dulces.


Es todo un arte.

Caminando cerca del Tokyo Dome se nos ocurrió entrar a ver un juego de beisbol con estadio lleno.

Afuera del Tokyo Dome como siempre pudimos ver a algunos cosplayers.


El famoso cruce de Shibuya visto desde el café que está justo enfrente de la estación.

La tienda Nishimura con sus frutas exóticas.


Visto enfrente de Shibuya 109.

En la familia había niñas pequeñas así que incluimos una visita a Puroland, el parque temático de Hello Kitty.


Rascacielos de Shinjuku.

El impresionante complejo de edificios del gobierno de Tokio.

Por la noche pasamos por este bar en las orillas de Ginza.


El nuevo Ginza Place, justo enfrente de Wako. Tiene showrooms de Sony y Nissan, además de tiendas y restaurantes. 


Rosa hecha solo de láices labiales color rojo.

El hotel estaba cerca de la Tokyo Tower.

Kamakura

Al siguiente día tocó Kamakura.

Gran Buda.

Purificándose antes de entrar al templo.

Los tres Jizo de Hasedera.



Hasedera.



El camino para llegar al santuario de Tsurugaoka Hachimangu. 

Colegialas dejando la mala suerte amarrada por ahí. 

Hasu, la flor de Buda.


En los jardines exteriores de Tsurugaoka.

Preparando la cámara para la foto.


Kioto

Al siguiente día nos fuimos a Kioto en el tren bala Shinkansen y este es mi jardín favorito del templo Kenniji. Representa a Buda y dos monjes meditando.


Los dioses Raijin y Fujin.

El salón con el dragón de Kenninji es impresionante.


Nos tocaron los últimos días del Gion Matsuri, el más grande de Japón.

Lobby del ryokan en Kioto.


Uno de los jardines de Ninnaji.




Salón principal del Honmaru-goten de las residencias del templo.


Caminando por las calles preservadas de Ninnenzaka.

El Santuario de Yasaka vestido de gala por el Gion Matsuri. 





Por supuesto, maiko y geisha, las flores de Kioto.


Los caminos de torii de Fushimi Inari Taisha.



Nara

La gran puerta de Nandaimon, entrada al Todaiji de Nara.

Parque Nara. El trayecto a la antigua capital desde Kioto toma una hora, por lo que se puede hacer la excursión en el mismo día.


Tamonten, el rey guardián del norte.

Osaka

En este caso los Clientes pidieron ir a USJ, así que visitamos este famoso parque temático.



Restaurante de sushi.

Dotombori, lleno de gente de lunes a domingo.


Shinkansen, el famoso tren bala japonés. 

Tokio


Tokyo Disneyland tiene su propio monoriel.




Nikko

El viaje terminó con un día de contrastes: Nikko y su historia por la mañana y Odaiba con sus vistas modernas por la noche:





Toshogu, en donde está el espíritu de Tokugawa Ieyasu.


El gran Gundam de Odaiba, con sus más de 20 metros de altura.


Rainbow bridge.

El último día, camino a las plataformas del Narita Express que nos llevaría al aeropuerto.