jueves, 15 de diciembre de 2011

Restaurantes en Japón

Viajar a Japón es, sin duda, toda una experiencia especialmente para los occidentales. En Japón casi todo funciona diferente.

Los restaurantes no son la expepción. No solamente la comida y los cubiertos son distintos. Todo el sistema es diferente, y eso hace que algunas personas que viajan a Japón se queden estresados porque nunca se prepararon para enfrentar a los pequeños grandes detalles de Japón.

Primero, en la mayoría de los restaurantes (sobre todo en horarios pico y en centrsos comerciales), se tiene que esperar. como siempre se apunta el nombre en la entrada, pero en algunos lugares desde que se está en la fila hay una mesera que entrega las cartas para que, aún estando en la fila, se tome la orden. Así que hay veces que antes de sentarse en la mesa ya se están preparando los platillos en la cocina.

Como ya he escrito en otras entradas, siempre se pueden ver maquetas detalladas de los platillos, con el precio. Esto se ve en los aparadores.
CONSEJO: Es muy bueno ver los aparadores antes de entrar al restaurante.

Así se ve un menú. Es cierto que en muchos restaurantes los menús tienen fotos y que en la gran mayoría el menú tiene los precios con números arábigos, pero también es una realidad que se puede encontrar algo así. ¿Qué hay de comer? ¿Cuánto cuesta?
Por eso es muy importante seguir el consejo anterior. En estos casos lo mejor es pedir a la mesera o mesero que vaya a la entrada y allí señalar el platillo en el aparador.
Los japoneses son muy entregados al servicio, por lo que en el 99% de los casos el mesero tomará con gracia el hecho de acompañar al comensal a la entrada del restaurante.

En algunos restaurantes los palillos se encuentran enfrente del lugar de cada cliente, acomodados en la mesa. En otros hay que tomarlos de aquí.

Es muy común que los platillos sean presentados en "set", que se compone del platillo principal, arroz, misoshiru y lguna otra cosa, y todo llega al mismo tiempo (nada de "primer tiempo, segundo tiempo".
CONSEJO: Comer todo al mismo tiempo. Es decir, combinar los sabores. Saber combinar los sabores sutiles de la comida japonesa es el secreto para disfrutarla al máximo. 
Yo pedí pescado con sabor de mentaiko. D E L I C I O S O


La cuenta generalmente se queda en la mesa. Las mesas tienen un lugar específico para que el mesero deje la cuenta, por lo que generalmente nadie en Japón "pide la cuenta". Cuando se ha terminado, se toma la cuenta y se va a pagar a la caja.

Si un viajero no va preparado para todo esto, puede tener un momento estresante a la hora de la comida. Si se prepara para el momento, será diferente y el shock seré mucho menor.

martes, 13 de diciembre de 2011

Shinkansen de Kyushu 新幹線桜

Antes el Shinkansen de alta velocidad llegaba solamente hasta la estación de Hakata (Fukuoka). A partir de ahí, para ir a Kyushu, se tenían que tomar trenes rápidos y muy cómodos, pero no de alta velocidad.



Japan Railways tenía planeado inaugurar la nueva ruta de Shinkansen el 12 marzo de este año, sin embargo lo hizo en silencio debido a la tragedia que ya todos conocemos.

El modelo de Shinkansen que corre de Hakata a Kagoshima es "Sakura", y aquí dejo algunas fotos de la primera vez que lo usé.


Estación de Hakata


El Shinkansen es del modelo N700


Ahí los precios. Viajar en Shinkansen es una de las cosas más prácticas, seguras y rápidas que hay. Sin embargo, es caro.

En el piso de los andenes se pueden encontrar indicaciones claras del número de carro que se detendrá exactamente en este lugar, por tipo de Shinkansen.




Sakura Shinkansen.

Adentro compramos obentou riquísimo!!



Y café.




El carrito que vende obentou y bebidas tiene el nombre de la vendedora.

Detalle del faro frontal.

Me puse mi playera de N700 para estar a tono!!

Me encanta este modelo de Shinkansen.








   

lunes, 12 de diciembre de 2011

Hojas de maple teñidas de rojo 紅葉

Una de las cosas que me gusta más de la cultura japonesa es la "rutina" con la que se vive en esta sociedad. Es una rutina que, lejos de generar monotonía, le da sentido a la vida y hace que siempre se esté esperando lo que sigue. Lo que siempre sigue...

Cuando se acerca el otoño todos los japoneses esperan que las hojas de los árboles de maple comiencen a teñirse de naranja y rojo. Llega el kouyou 紅葉 y sus paisajes, y salen los japoneses (como cada año) a hacer fotos y tener días de campo. A caminar, visitar los lugares de siempre pero con árboles vestidos de amarillo, naranja y rojo. Y, según el estilo de vida de cada quien, con amigos nuevos o experiencias nuevas.

Por eso puse "rutina" entre comillas. Los japoneses son muy buenos para ivir una rutina no aburrida. Es algo que a veces le falta a sociedades que se ahogan en el ruido y monotonía de la vida moderna. Hacer lo mismo no es necesariamente aburrido. Solo hay que verlo desde distintos puntos de vista.

Les dejo algunas fotos de kouyou de este año, que tomé en Koya-san, en la prefectura de Wakayama.