miércoles, 19 de julio de 2017

Enoshima 江の島

Hace unos días, de regreso de pasar una noche en un ryokan de Hakone, fuimos a visitar la isla de Enoshima, que está muy cerca de Kamakura y tiene algunas atracciones muy interesantes. Aquí está el reporte de la visita.

La aproximación a los santuarios es por medio de esta calle, la Nakamise de Enoshima.


Por alguna razón hay varios gatos en las calles y muchos de ellos se dejan acariciar.


Al final de la Nakamise está este torii, que es la entrada a los santuarios de Enoshima.

Es la primera vez que veo este tipo de koma-inu o shishi. Como siempre, cuida la entrada del santuario.


La isla entera de Enoshima está dedicada a tres deidades encabezadas por la diosa Benzaiten y el dragón.

El santuario tiene 3 capillas y ésta es la primera de ellas. 
Se llama Hetsunomiya 辺津宮 y fue construida en el año 1206.

Adentro de esta pagoda hay una imagen de la diosa Benzaiten.

Se cree que se multiplicará la fortuna del que lave una moneda en esta fuente. 



La segunda capilla se llama Nakatsunomiya 中津宮 y las niñas piden aquí que se les conceda belleza.

Shishi protegiendo al santuario y a los creyentes.

Esta fuente de purificación está cerca de la última capilla, la más importante de la isla.

Es la primera vez que veo que la fuente tiene a una tortuga (generalmente tienen dragones o bambú).

Este torii fue regalado por Minamoto Yoritomo, el samurai que se proclamó primer Shogun de Japón.

Omikuji


Allá está la capilla principal dedicada a Benzaiten.


Hay una leyenda que dice que había un dragón que aterrorizaba a los habitantes de Enoshima hasta que se enamoró de Benzaiten, a quien le propuso matrimonio. Ella se negó por la maldad del dragón por lo que éste se reformó, se volvió protector de la isla y fue aceptado por Benzaiten como su esposo.



Muchos milanos habitan en Kamakura y sus alrededores. 


Japón es un país lleno de rincones que se pueden disfrutar desde todos los puntos de vista: paisajes, comida, gente, ambiente... y Enoshima es una prueba de ello.

sábado, 15 de julio de 2017

Una vuelta por Tokio, Kioto y Osaka

Ya llegó el verano a Japón con su calor, humedad, festivales y fuegos artificiales.

Aquí dejo algunas de las fotos que tomamos en nuestras visitas más recientes, con el fin de dar un paseo en imágenes por los principales atractivos de Tokio, Osaka y Kioto.

Kaminarimon está parcialmente cubierta pero aún se puede apreciar la gran linterna de papel que pesa más de 700 kilos.


Sin embargo, terminaron las restauraciones en la pagoda del templo de Sensouji que ya está descubierta y como novedad está abierta al público. 
Ahora se puede entrar.

Mamá enseñando a su hija a encender el incienso.

Infraganti

Con sus 634 metros, la SKYTREE es la estructura más alta de Japón.


Falta poco para que pongan un torii con madera nueva en la entrada del bosque de Meiji.

Boda en el Santuario de Meiji.

La flor imperial está en cada rincón del santuario.

Cada vez se ven menos tribus sociales en Harajuku.

Edificio de gobierno de Tokio con el logotipo de los Juegos Olímpicos de 2020.



El Gran Buda de Kamakura mide casi 13 metros de altura y está hecho de bronce.


Todavía estamos en época de hortensias. Estas personas que van bajando en Hasedera se formaron casi 2 horas para ver las flores.

Boda en Tsurugaoka.

Zapatos de los invitados a la boda.

Omikuji, los papelitos de la suerte.


Honnoji en Kioto. En este templo Oda Nobunaga murió después de er traicionado en 1582.



Una de las razones de que el maquillaje de las geisha fuera blanco es para que se les viera resaltar en la obscuridad. 

Hoy quedan cada vez menos geisha y maiko en Japón.

El imponente castillo de Osaka.


El castillo fue construido sobre las ruinas de un templo al que Oda Nobunaga derrotó y destruyó antes de su muerte.


Gente esperando cruzar la calle en Osaka.


¿Vieron la rana?

Monjes en Ninnaji.

Los salones de Honganji lucen impresionantes. Son enormes.


Detalle de la recién restaurada Yomeimon de Nikko.


Nikko.



Uno de los objetivos de este blog es mostrar Japón tal y como está ahora: con su gente, paisajes, templos y detalles. Muchas gracias como siempre por pasar por aquí.