miércoles, 5 de octubre de 2011

Humildad en el servicio

2010-09-06

"Mientras más caro es el lugar, mejor es el servicio". En los restaurantes caros de muchos países occidentales, es común que el mesero (y sobre todo el capitán de meseros), tenga actitudes que señalan elegancia, buen porte y un dejo de altanería (sirven "con la nariz para arriba"). Esto es normal, ya que es parte de la cultura de los países de occidente.

En Japón, los meseros de los restaurantes y todas las personas que de una u otra forma sirven al Cliente, tienen actitudes que señalan HUMILDAD y sencillez.
Una prueba de esto se da en los restaurantes: cuando el mesero llega para tomar la orden, generalmente trata de poner su cabeza en un nivel más abajo que la cabeza del Cliente,  como en la siguiente foto que tomé en mi restaurante favorito de okonomiyaki, en Osaka:



A mí me encanta esto porque es un reflejo de una parte de la sociedad japonesa que sólo se percibe estando en Japón: la humildad.
La siguiente foto es de una escuela especializada en Ibaraki, Osaka:


La siguiente es de un restaurante con precios más altos que los convencionales, en Kumamoto:


Aunque en esta última es muy difícil ponerse abajo del nivel del Cliente (no hay sillas, entonces el mesero tendría que acostarse), el mesero hace lo posible para no estar muy arriba del nivel del Cliente.
De hecho, esto está tan metido en la cultura japonesa que la misma palabra de "KUDASAI" (ください) se puede escribir con el siguiente kanji: 下
"Kudasai" quiere decir "por favor", y siempre se usa cuando se piden favores o cosas a los demás. Siempre va acompañado de una ligera reverencia.

El kanji "下" se lee "shita" y quiere decir "abajo". Cuando los japoneses piden cosas o favores y dicen "bla bla bla kudasai", se ponen abajo del nivel de la otra persona como signo de humildad.
Estas cosas sólo se perciben viviendo un rato en Japón.

3 comentarios:

  1. Muy bueno toda tu experiencia amigo gracias por compartirla.

    ResponderEliminar
  2. Al contrario Araceli, gracias por pasar por aquí.

    ResponderEliminar
  3. Es verdad, algo que siempre me pareció muy padre fue la Atención de los meseros en los restaurantes o gente que atiende en tiendas. Siempre muuuuy amables y respetuosos, no importa la edad que tuvieran así fueran muy jóvenes o ya adultos la atención siempre fue muy buena.

    ResponderEliminar