martes, 26 de julio de 2016

El Shinkansen que flota a 500 km/hr.

Japón está desarrollando un tren bala con tecnología Maglev (magnetic levitation) y hace algunos meses batió su propio récord al llegar a los 603 km/hr, convirtiéndose en el vehículo terrestre más rápido del mundo. El "Shinkansen Liner" recorrerá Japón a 500 km/hr, disminuyendo los tiempos de recorrido considerablemente. 

Su operación entre Tokio y Nagoya iniciará el 2027, mientras que el tramo completo hasta Osaka estará funcionando en 2045. Recién se anunció que se piensa usar fondos públicos para ayudar a Japan Railways a acelerar los tiempos de entrega.

Japan Railways tiene su centro de investigación Maglev en Yamanashi, cerca de Monte Fuji. Las instalaciones incluyen laboratorios de desarrollo, salas de monitoreo y una vía de 43 kilómetros con puentes y túneles, pendientes, rectas y curvas en la que corren dos trenes de 7 vagones cada uno. Los trenes pasan todo el día funcionando, proporcionando datos e información a los ingenieros que tienen la tarea de hacer que este nuevo tren siga con la marca de cero accidentes de trenes bala en Japón.

También hay un edificio para visitantes, que tiene terrazas de observación para que se pueda ver pasar a trenes flotando a 500 km/hr.

Así luce el Shinkansen Liner, que además no tendrá conductor. O_O


Pantalla que indica dónde está cada tren y cuánto tiempo falta para que pase enfrente del edificio.



Shinkansen Liner pasando a 504 km/hr.

Además hay una explicación interactiva del funcionamento de la tecnología Maglev y personal de JR dispuesto a contestar cualquier pregunta. 
Cada tren tiene de cada lado superconductores que están a varios grados bajo cero.

Las paredes del camino por donde pasa el tren están llenas de alambres de cobre colocados en grupos de 4, que al paso del tren se convierten en magnetos muy potentes que empujan al convoy para adelante gracias a los superconductores que el vagón lleva.

Una de las cosas que me pareció más interesante es que el tren siempre está separado 10 cm del piso. Cuando está detenido en la estación los magnetos están desactivados y el tren está sobre ruedas (de las que se usan para los aviones militares). Una vez que alcanza los 150 km/hr los alambres de cobre de las paredes de convierten en magnetos y, por la manera en la que están colocados (+/-/-/+) empujan al tren para adelante y a partir de este momento el tren flota, las ruedas se levantan y, sin la resistencia de la fricción, aumenta su velocidad exponencialmente. 
El tren flota porque unos magnetos lo empujan para arriba, mientras que magnetos del polo opuesto lo empujan hacia abajo, ocasionando que la estabilidad sea casi perfecta.

Tren pasando sobre ruedas a menos de 150 km/hr.


En el edificio también hay datos de la historia de los trenes bala, tiendas de regalos y exposiciones interactivas.









Primer modelo del tren maglev de Japón.




El lugar para la foto con la fecha del día de la visita.


Todos los trenes bala Shinkansen 新幹線 de Japón corren sobre rieles y los modelos más avanzados están preparados para alcanzar velocidades de 360 km/hr, aunque en su operación diaria no rebasan los 320 km/hr. Además de la velocidad, el tren bala japonés es un transporte cómodo, práctico y puntual que permite mantener el estilo de vida de miles japoneses que usan este medio de transporte todos los días.

2 comentarios:

  1. Sin duda un ingenio de lo más grande, ese objetivo haría a Japón el país con la comunicación de trasporte más rápida del mundo.

    ResponderEliminar
  2. Sin duda un ingenio de lo más grande, ese objetivo haría a Japón el país con la comunicación de trasporte más rápida del mundo.

    ResponderEliminar