viernes, 12 de febrero de 2016

Una vuelta por Tsurugaoka Hachimangu

El mes pasado fui nuevamente al santuario de Tsurugaoka Hachimangu en Kamakura. Tomé algunas fotos de niñas en kimono porque coincidió con el Seijin no hi (成人の日), que es la festividad en la que los jóvenes celebran que han conseguido la mayoría de edad (20 años).

La ceremonia de seijin no hi se estableció desde el período Nara, en el año 714, y ha prevalecido desde entonces. Las niñas visten kimono mientras que los hombres han optado por cambiar su hakama por trajes y corbatas occidentales. 


Los jóvenes asisten a una celebración en auditorios de los gobiernos de cada prefectura y después van a santuarios y templos. Por la tarde-noche se estila ir a bares e izakayas a aprovechar que su mayoría de edad les permite pedir bebidas con alcohol.

Siguen entonces algunas fotos del santuario ubicado a menos de 10 minutos caminando desde la estación de JR Kamakura.


Mucha gente, puestos de comida, águilas volando y el santuario al fondo.

El tipo de kimono que se usa es el furisode, que tiene la característica de tener mangas de entre 85 y 114 cm de largo, lo que da celeridad y elegancia.



Aquí se hacen las celebraciones shintoístas. Así que si se quieren casar en Tsurugaoka Hachimangu, aquí se casarían.

Me gusta mucho cómo quedó esta foto.


La última parte de la peregrinación que lleva al altar principal del santuario.









Uno de los estanques cercanos al santuario.



Mucha gente viene a Kamakura directamente a Kotokuin para ver al gran Buda pero Tsurugaoka Hachimangu y Hasedera son otras dos visitas muy interesantes cuando se viene a esta ciudad costera que está a solo 50 minutos en tren desde el centro de Tokio.

1 comentario:

  1. Kamakura es más que sólo el Buda que todo mundo va a ver. Hay muchas cosas que ver. Hacen unos helados muy ricos y hay una tienda de ghibli!!!!!

    ResponderEliminar