lunes, 31 de agosto de 2015

Viajar por Japón

Viajar por Japón es una experiencia que todos deberían vivir por lo menos una vez en la vida. Los contrastes, paisajes, curiosidades, maravillas, sorpresas y detalles que se ven en cada ciudad son inolvidables. Al viajar se conocen no solamente lugares, también gente, costumbres y formas de pensar.

Desde que empecé a colaborar con Amazing Japan volví a visitar los lugares que tan buenos recuerdos me habían regalado. Nunca se dejan de descubrir detalles nuevos.

Aquí les dejo un vistazo de Japón, algunas de las fotos que tomé en el viaje más reciente que, como todos los demás, resultó lleno de experiencias y dejó amistades nuevas y buenos recuerdos.

Templo Sensouji, en Asakusa. Un día lluvioso por la cercanía de un tifón que la semana pasada pasó por Okinawa.

La pagoda de Asakusa. 
A Tokio solo le tocaron algunos días lluviosos.

Estación de Shinkansen en Tokio, con dos de los trenes que van a distintas rutas a norte de Japón. El de la derecha es el MAX 5, un Shinkansen de dos pisos.

Musgo y helechos en las montañas de Nikko.

Nikko, el complejo de templos más impresionante de Japón, coronado por el mausoleo de Tokugawa Ieyasu.

Lugar para purificarse antes de entrar a Toshogu.

Esta vez descubrí que en la parte de arriba de la estructura está este animal imaginario, mitad faisán y mitad dragón.


Toshogu, una maravilla que brilla al reflejar los rayos del sol.

Tokyo Station, de noche.

Estas fotos son del lado de Marunouchi.

Una vez más la estación de Shinkansen. Se pueden ver el N700 en primer plano, seguido del Super Komachi (color rojo) y el MAX 5 al fondo.

Jardín del templo Sanjusangendo, en Kioto.

Sanjusangendo, además de tener el edificio de madera más largo de Japón (120 mts), alberga a 1,001 estatuas tamaño natural de la diosa Kannon de la misericordia. 
Adentro no se pueden tomar fotos :(


Santuario Yasaka, en Kioto.
Las niñas de blanco y rojo se llaman Miko, son asistentes de sacerdotes shintoístas.

Entrada lateral de Yasaka, que lleva a Ninenzaka.

Barrio de Gion, uno de los últimos barrios de Geisha.

Tuvimos suerte en la búsqueda de geisha y maiko. Ella es una de las 3 maiko que vimos. También pudimos ver a 3 geisha. :D

Río Kamogawa, uno de los principales de Kioto. A la orilla se ven las terrazas de los restaurantes y casas de té de Pontocho.

Nara, con su impresionante templo Todaiji y sus venados en libertad.



Todaiji es el edificio de madera más grande del mundo, y adentro está el Gran Buda de Nara.

Komokuten, uno de los guardianes de Buda.

Buda Vairocana, el más venerado de todos los Budas.

Detalle de Binzuru, de quien se dice que tiene poderes curativos.

La moderna estación central de Kioto.

Paredes exteriores del Palacio Nijo, con las sombras de los árboles cerca de la media noche.

El Kinkakuji es uno de esos templos que llenan el ojo. En un par de meses empezará el espectáculo de las hojas rojas de otoño.


A las afueras de Kinkakuji se puede probar uno de los helados de té verde más ricos de Kioto.


Esta es la fuente de Otowa, en el templo Kiyomizudera (templo del agua pura).


Pura, rica y fresca. Así es el agua que emana de la montaña de Higashiyama en uno de los templos más sagrados de Japón.

Calle de souvenirs por donde se llega a Kiyomizudera.

Vista de las linternas de Yasaka, recién remodeladas. De noche se ven muy bien porque las mantienen encendidas. 

Este es el castillo de Himeji, una fortaleza que nunca fue tomada por ningún enemigo. Nadie pudo entrar por ninguna de sus 84 puertas usando la fuerza.

Kokoen, una serie de 9 jardines que están junto al castillo de Himeji.

Típico izakaya (bar estilo japonés). 
Este pequeño lugar en la calle de Gojo en Kioto se especializa en yakitori.

Hiroshima. La primera bomba nuclear lanzada contra civiles explotó 600 metros arriba de este edificio, generando temperaturas superiores a los 3,000 grados centígrados en menos de un minuto...

Hace unas semanas se cumplieron 70 años del lanzamiento de la bomba que mató a más de 144,000 personas.

Ferry que lleva a Miyajima, la isla sagrada que está enfrente de Hiroshima.

El Gran torii de Miyajima, la entrada al templo Itsukushima.

Itsukushima.

El Buda de Kamakura.

Jardines exteriores del salón principal del templo Hasedera, en Kamakura.


Vista del mar, en la costa de Kamakura, desde el mirador de Hasedera. 

Deseos y plegarias de los visitantes a Hasedera.

Algunos de los rascacielos de Shinjuku, saliendo de la puerta oeste.

Hachiko, el fiel perro cuya estatua nunca está sola.

Además de los paisajes, templos, comida y teconología, al viajar por Japón se puede percibir la cortesía, amabilidad y disponibilidad de los habitantes de este país. Generalmente ofrecen una sonrisa, reciben al turismo con los brazos abiertos y hacen que viajar por Japón sea de verdad inolvidable.

9 comentarios:

  1. Muy bueno es como un resumen de todo el contenido del blog ^_^

    ResponderEliminar
  2. Daisuki, excelentes fotos, excelentes comentarios al pie de ellas, Por más que te platiquen de Japón cuando estas allá, es otro mundo, el trato de la gente, la comida, los trenes, las librerias, Gracias por compartir y por tu tiempo.

    ResponderEliminar
  3. Esa foto del castillo de Himeji te quedó increible !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que las nubes estaban ahí para tomar la foto!!!!

      Eliminar
  4. Este verano tendre la oportunidad de ir a japon! Muchas gracias por compartir todas tus experiencias y fotos C:

    ResponderEliminar
  5. Hola Mimi muchas gracias a ti. Avisa cuando estés por acá para ver si nos saludamos :)

    ResponderEliminar
  6. Recordar es volver a vivir!!!! Quiero ir otra vez... Y eso que faltan muchos lugares muy padres !!!

    ResponderEliminar