sábado, 8 de agosto de 2015

Hiroshima: Recordar para que no vuelva a pasar.

En la Segunda Guerra Mundial Japón y Estados Unidos luchaban en distintos frentes. Dicen que Japón se defendía con estrategias formidables y que Estados Unidos estimaba que, de seguir así, ganaría la guerra pero perdería las vidas de más de un millón de sus ciudadanos. 

Hace 70 años se lanzó la primera bomba atómica contra civiles. Hace 70 años el mundo cambió, los territorios se repartieron nuevamente, un imperio cayó y una nueva era empezó.

En estos días se recuerda el dolor que las guerras causan y la frialdad de un puñado de personas para decidir acabar con la vida de más de 100,000 personas instantáneamente. 


La bomba explotó a las 08:15.

Estalló 600 metros arriba de la ciudad, debido a un error de cálculo. La bomba liberó 1/8 parte del poder que debía liberar...

Los horrores que dejó están en el Museo de la Paz, en Hiroshima.

Se vivieron momentos dramáticos inimaginables.






Impresionante foto tomada unos minutos después de la detonación, a poco más de un kilómetro y medio del epicentro.

Que los más de mil origami que hizo Sadako antes de morir sirvan para lograr la paz mundial y para que este tipo de barbaries no se repita.

Últimamente los países asiáticos y Estados Unidos han pedido palabras de disculpas y remordimiento por parte de los japoneses. Ya lo han hecho el Primer Ministro e incluso el Emperador.

Lo que hace falta es una disculpa de los estadounidenses por haber causado tanto daño a civiles, con fines no solo de terminar la guerra, sino de experimentar el impacto de sus bombas en humanos y enviar un mensaje de advertencia a Rusia...

Japón no se rindió hasta que la segunda bomda cayó sobre Nagasaki, decenas de horas después.

:'(

1 comentario:

  1. El ser humano al ser ignorante, con ser de poder y falta de respeto por la vida puede hacer por otro ser humano.

    Recordemos nuestros errores y aprendamos de ellos.
    Una plegaria para esas personas que fueron un daño colateral.

    Edith

    ResponderEliminar