jueves, 9 de febrero de 2017

Los famosos monos sabios de Nikko.

La imagen de los 3 monos sabios (cubriendo ojos, orejas y boca con sus manos) es famosa en muchas partes del mundo. 


La leyenda nació en Nikko, el conjunto del templos y santuarios que sirven de mausoleo de uno de los personajes más importantes de la historia de Japón, y cargan mucho más que un mensaje superficial de "no oigo, no escucho y no hablo".




Los tres monos sabios son solo uno de los grabados que se encuentran en el Shinkyusha (神厩舎) o establo de los dioses.


En la antigua mitología japonesa los caballos eran los transportes de los dioses, y los monos los protectores de los caballos. Por eso el autor eligió a los monos para representar el ciclo de vida del ser humano:

El primer grabado representa a la madre que mira al horizonte buscando el futuro de su cría.

En las enseñanzas del budismo se les dice a los niños que deben alejarse del mal a toda costa. Evitar decir cosas malas, escuchar cosas malas o ver cosas malas. Así alejan a su vida del mal.

Al crecer, los humanos tienden a independizarse y buscar su futuro.


La nube representa el futuro y también hay ambición representada en este grabado.


Sin embargo, los seres humanos no son nada solos. Necesitamos de los demás. Necesitamos amigos que nos levanten en los tiempos difíciles.




Este grabado representa la búsqueda de una vida en pareja.

Y este representa a una pareja sorteando los obstáculos que la vida les pone enfrente (representados por las olas azules).

Con el milagro de la vida (está embarazada) se cierra el círculo.

Kika-zaru (el que no oye).

Iwa-zaru (el que no habla).

Mi-zaru (el que no ve).

NOTA: Todos los grabados del Shinkyusha están por el momento en mantenimiento y han puesto pinturas y una réplica del original:


No hay comentarios.:

Publicar un comentario