viernes, 19 de agosto de 2016

Uchi 内 y Soto 外 : otro pilar de la cultura japonesa.

Uno de los conceptos que rige la manera en la que los japoneses se comportan en su vida diaria es el de "uchi y soto".

Uchi (内) significa "adentro, casa", mientras que soto (外) quiere decir "afuera, exterior".

Cada japonés tiene un círculo de confianza (uchi) en el que coloca a las personas que considera familia o amigos. En ellos confía y con ellos habla de las cosas personales. Todos los demás están en su entorno (soto) y, aunque sea amigable con ellos, seguirán siendo parte de su soto.

Hay una regla no escrita en Japón que dice que hay que tratar con cortesía y amabilidad a todos aquellos que están en "soto". Es por eso que los japoneses pasan el día extremadamente preocupados por pensar en el bien de los demás, en cómo no afectar la vida del prójimo y en la forma correcta de dirigirse con educación a cada persona.  

El concepto de "uchi y soto" es un complemento muy importante para conseguir la armonía que los japoneses siempre buscan en su sociedad. Llegar a una tienda y recibir una sonrisa, sentarse en la mesa del restaurante y ver una cara amable, recibir disculpas de alguien que por accidente se puso entre tu cámara y tu objetivo al momento de tomar una foto... todas esas son cosas que ayudan a construir un ambiente armónico que mejora la calidad de vida en las ciudades.



Los japoneses dicen que a veces hay que "sonreir por afuera mientras el corazón llora" (顔で笑って心で泣いて = kaodewaratte, kokoro de naite), y lo llevan a la práctica.
Aunque la cajera de McDonalds esté teniendo el peor día de su vida, por afuera está sonriendo al cliente (el más soto de sus soto). Después podrá ir a algún rincón a llorar sus desgracias, pero siempre lo hará lejos de las personas que están en su soto.

A veces parece que los japoneses solo son "auténticos" con su uchi porque es allí, adentro de su círculo de confianza, donde pueden pedir hombros prestados para llorar o conseguir oídos ajenos para escuchar sus quejas.

Es muy difícil entrar al "uchi" de un japonés, puede tomar meses o años. Es por eso que es muy difícil hacer amigos de verdad en Japón, pero una vez que se ha hecho un amigo y éste nos ha concedido la entrada a su círculo de confianza, es muy difícil salir de ahí.  

Toda persona de cualquier país tiene un círculo de confianza en donde coloca a las personas que son especiales, pero en Japón nuevamente se lo llevan al siguiente nivel y han construido una cultura llena de protocolos y reglas no escritas para tratar a su uchi y su soto con la propiedad que merecen.

1 comentario:

  1. Una entrada interesante...
    Hace años tuve un maestro en idioma japonés que me comento que si tenía un amigo japonés era algo muy bueno y que cuando eso pasa, ellos son muy agradecidos y era una amistad que duraría toda la vida.

    Con lo que mi maestro comento y lo que tu escribiste arriba, todo tiene un mayor sentido.

    Gracias! Espero todo vaya bien por allá.

    Saludos
    Edith

    ResponderEliminar