miércoles, 3 de agosto de 2016

Geisha, la flor de Kioto.

Algunos consideran a las geiko y a las maiko como las flores de Kioto. Los colores de sus kimonos contrastan con las maderas gastadas de los edificios de la que fuera la capital imperial de Japón por más de mil años.

Ellas son, además de las flores, las guardianas de la cultura japonesa que ha perdurado durante el tiempo gracias a personajes como ellas, que cultivan diario las riquezas del Japón de hace 400 años. Artesanos fabricantes de shamisen, expertos en confección de kimonos, maestros de baile buyou, productores de abanicos y accesorios... todos sobreviven haciendo las mismas cosas por generaciones gracias al negocio de las geiko.

Esta es la primera de dos entregas de fotos de ellas recorriendo las calles de los barrios más tradicionales de Kioto. Son fotos naturales (ellas no posan para este tipo de fotos) en las que son capturadas caminando entre casas de té.

















1 comentario:

  1. Es un deleite verlas en las calles, ellas no se detenienen a posar para la foto van caminando con un rumbo fijo. Sus kimonos hermosos e impecables y su andar tan delicado efectivamente como una flor !!!!!!

    ResponderEliminar