domingo, 14 de agosto de 2016

Cinco visitas imperdibles en Kioto

Una semana completa no sería suficiente para visitar la mitad de las cosas que hay en Kioto. No solo templos y santuarios sino calles tradicionales, tiendas con cientos de años de historia, jardines, palacios, mausoleos y museos. 

La verdad es que no podría esperarse menos de una ciudad que fue la capital del imperio japonés por más de mil años. En Kioto se desarrollaron artes y tradiciones como la ceremonia de té o el teatro Noh; la opulencia imperial tuvo su pico en Kioto y la ciudad fue testigo de guerras que duraron años y batallas que se llevaron muchas vidas. Aquí surgieron las Geisha, guardianas celosas de los tesoros culturales del pais.

Escoger solo cinco lugares es casi imposible, así que aquí están los que desde mi punto de vista no deben dejar de visitarse cuando se viaja a Kioto.

Fushimi Inari Taisha 伏見稲荷大社

La montaña sagrada de las 10,000 puertas torii en cuyas faldas se encuentra el santuario dedicado a Inari (deidad del arroz) más grande de todo Japón. Es un lugar perfecto para relajarse, caminar, tomar fotos, reflexionar o perderse en uno de los tantos túneles de torii que hay a lo largo de las casi 2 horas de recorrido para llegar a la cima.





Ninnaji. 仁和寺

Este templo budista es uno de los más versátiles en Kioto. Una puerta de entrada enorme con los dos guardianes Deva es apenas la entrada del terreno en el que se encuentra el templo y además el Honmarugoten, la residencia del sacerdote que, por tradición, siempre fue escogido de la familia imperial. En Ninnaji se puede meditar enfrente de hermosos jardines, caminar por pasillos al estilo de los palacios y apreciar cuartos de tatami para la recepción de los emisarios importantes. Todo esto antes de llegar a la pagoda de 5 niveles que es otro de los atractivos del lugar. 



Kinkakuji. 金閣寺

Aunque siempre está lleno de gente, es un lugar que no se puede dejar afuera de la lista de visitas de Kioto. Sus más de 20 kilos de láminas de oro y su riqueza histórica hacen que valga la pena esperar turno para sacar las mejores fotos. 



Ninnenzaka. 仁年坂

Ninnenzaka es una serie de calles tradicionales bastante bien preservadas que encierran un ambiente muy especial. Conectan a Kiyomizudera con Yasaka y es un deleite caminar por sus calles que, aunque inundadas por tiendas de souvenirs, conservan un ambiente que solo se puede entender una vez que se está ahí.



Gion. 祇園

Gion es uno de esos lugares en los que se puede regresar en el tiempo fácilmente. Es uno de los últimos barrios de geisha y por lo tanto uno de los tres lugares en el mundo donde se puede ver a estas mujeres dedicadas al arte caminando por las calles en sus hermosos kimono. A mí me gusta además regresar por las noches cuando los turistas se fueron para poder escuchar las pláticas entre ellas cuando van a la siguiente casa de té o de regreso a casa.


Faltan muchos en la lista: Kenninji, Kiyomizudera, Sanjusangendo, Toji, Tofukuji, Ginkakuji, Heian, Ryoanji, Yasaka, Katsura, Arashiyama, Byodoin, Nishiki, Kawaramachi, Shirakawa, Pontocho, Nijo, Honganji, Nanzenji, Kodaiji, Maruyama, Enkoji, Tenryuji, etc, etc, etc; sin embargo los de arriba son los cinco lugares que más disfruto cuando voy a Kioto.

1 comentario:

  1. Me encanta leer muchas cosas de Japón, me gusto la entrada.

    ResponderEliminar