martes, 28 de febrero de 2012

Misa en Japón

Antes de llegar a Japón pensé que iba a tener muchos problemas para poder encontrar templos católicos y que, aún encontrándolos, iba a tener dificultades al escuchar la Misa en japonés.

¡Estaba muy equivocado! Si bien los católicos somos minoría en el archipiélago, nos defendemos bien. Eso sí, no hay muchos sacerdotes y muchos de los que hay son extranjeros que son parte de misiones evangelizadoras que llegan de Estados Unidos, Canadá, México, etc; pero sobre todo deFilipinas y Corea.

En todas las ciudades que he visitado hay por lo menos un templo católico. Incluso en Hitoyoshi, en donde no hay salas de cine pero sí está esta iglesia:



Este templo está dedicado a la Inmaculada Concepción, y afuera tienen este nicho al puro estilo japonés:



En la entrada se tiene que quitar los zapatos y ponerse sandalias.



Atrás hay un tatami para quien guste.




Las principales diferencias que he visto con respecto a las Misas en México son las siguientes:
  • Las mujeres aún entran con la cabeza cubierta.
  • Casi no se ven jóvenes en las Misas.
  • Hay un organizador de cada Misa y si ve que hay una cara nueva te pide tu nombre y te anota. Al final agradece con el micrófono personalmente "Agradecemos la visita de Armando, mexicano que viene de Osaka" y todos te brindan una sonrisa y un aplauso. Al final de la Misa hay un convivio con galletas para hacerte parte de la comunidad.
  • Al momento de la Paz, nadie se da la mano, solo se hacen reverencias desde tu lugar.
  • Siempre hay un libro con los cantos (al estilo gringo).
  • Las iglesias tienen sus horarios de Misa dominical en internet, por lo que se puede buscar sin problema en la red.  
  • En algunas iglesias (no en esta) hay una pecera hasta atrás donde meten a los niños a recibir catecismo, así aprenden, no se aburren y dejan en paz a los demás.


Es muy común encontrar por lo menos una Misa a la semana en inglés, generalmente organizada por filipinos y llena de extranjeros.

En Osaka me acogió una comunidad de filipinos que siempre me trata bien, y hasta ahora en Japón he asistido a Misas en japonés, inglés, filipino y tailandés.


Los creyentes japoneses conocen perfectamente la historia de las apariciones de nuestra Vírgen de Guadalupe.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario