La seguridad en Japón

Una de las cosas que se aprecian más de vivir en Japón es, sin duda, su nivel de seguridad. 

Caminar por las calles con la tranquilidad de que no pasará nada malo, dejar las cosas en la mesa del café para ir al baño, tener la cofianza de dejar las cosas en el patio (sin reja) o de tener ventanales en el primer piso son protección especial... 

Esta foto la tomé un día normal por la mañana. Primero pensé que eran conocidos pero después el japonés se fue y ella se quedó ahí sola. En el vagón solo estaba yo y después me salí también.

Muchos japoneses se duermen en el tren con sus compras de tiendas de mascas top colocadas en los estantes del tren, incluso en lugares alejados de donde están sentados. No se preocupan de que alguien se aproveche de las masas y de la distracción para llevarse lo que no es suyo.

Hay unos sistemas de venta de todo tipo de productos (sobre todo comida) que se llaman Co-op y Pal System (nosotros tenemos el segundo). Se trata de comprar por internet y esperar a que lleguen a casa. Si el repartidor no encuentra a nadie (lo que es muy común) solo deja todo lo comprado en la puerta de la casa (sin reja) para que el que vive ahí lo recoja cuando llegue.


Vivir así es una maravilla. Hay veces que ya estando en el tren me queda la duda de si cerré la puerta de casa con llave o si el coche se quedó abierto, y no se siente la ansiedad que eso podría ocasionar en casi todos los demás países.

No se puede decir que aquí no hay robos. Hace dos años se registraron 190,000 robos en todo el país (que no son nada comparado con los 1,690,000 que se registraron en la Ciudad de México en el mismo período), pero sí se puede afirmar que es muy poco probable que suceda, y que en general se respira un ambiente de seguridad en todos los rincones de Japón.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Las doce armaduras doradas tamaño original en Akihabara.

Nikko, en la prefectura de Tochigi.

Japón: de 7 mil casos diarios a menos de mil, y todo en un mes.