lunes, 5 de junio de 2017

Otagi Nenbutsu-ji en Arashiyama 嵐山の愛宕念仏寺

Arashiyama 嵐山 es un poblado que se encuentra a 15 minutos en tren al oeste de Kioto. Parece que ya era un destino turístico para los japoneses desde el período Heian (por allá de 794) por sus paisajes de primavera y otoño y por la importancia de algunos templos asentados a los alrededores del puente Togetsukyo.

El otro día visitamos el templo de Otagi Nenbutsu-ji, que no aparece en todas las guías turísticas por lo que se puede apreciar casi sin visitantes.


El templo fue fundado alrededor del año 766 y destruido varias veces por desbordamiento de ríos y tifones hasta que fue re-ubicado en la zona de Sagano (en donde está ahora) en 1922.

Uno de sus atractivos es ver las 1,200 estatuas de rakan (discípulos de Shaka-sama) que fueron grabadas por feligreses de distintas partes del país entre 1981 y 1991.







Las estatuas representan a los 500 discípulos de Buda, que alcanzaron el más alto nivel de iluminación que les permitió salir del ciclo de samsara (morir y renacer para morir de nuevo) .

Fueron grabadas por escultores amateur bajo la enseñanza de Hocho Nishimura, sacerdote del templo y famoso restaurador de estatuas de piedra.



A diferencia de las demás estatuas budistas, los rakan siempre tienen expresiones amigables, relajadas e incluso graciosas.


Las estatuas están por todos lados alrededor del salón principal del templo.


El templo fue declarado como importante propiedad cultural de Japón, se puede entrar y apreciar las imágenes de Buda.





Alrededor del templo se pueden encontrar calles preservadas del período Edo, es un lugar muy agradable para caminar y disfrutar de Arashiyama lejos de las multitudes.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario