miércoles, 29 de noviembre de 2017

Kusatsu onsen 草津温泉

Ya sabemos que a los japoneses les encantan los onsen (温泉 , aguas termales). Japón está situado en medio de cuatro placas tectónicas, por lo que está lleno de volcanes: hay más de 100 volcanes activos en Japón, y se han documentado hasta ahora 17 erupciones en el país (más que las de todo el mundo juntas).

Así que desde hace cientos de años hay aguas termales procedentes de los volcanes y los japoneses las han aprovechado como nadie en el mundo. Ir al onsen es todo un goce por acá.

Uno de los pueblos de onsen más famosos de Japón es Kusatsu onsen, ubicado en la prefectura de Gunma, no lejos de Tokio. Tenía estas fotos guardadas por ahí desde el final del invierno pasado y es hasta ahora que las puedo publicar. 

Uno de los atractivos del pueblo es el Yubatake, un lugar en el que está saliendo agua del subsuelo todo el tiempo. Aquí se enfría un poco y se distribuye directamente a los ryokan.

Se calcula que salen poco más de 32,000 litros diarios de aguas termales a más de 70 grados Celsius. 
Una barbaridad.

A mí me gustó especialmente de noche, y aquí están las fotos que sacamos Kaori y yo en nuestra visita de fin de semana:


Los ryokan con onsen abundan en este pueblo de solo 7,000 habitantes.




También hay un templo budista desde donde se ve muy bien el Yubatake.






Las aguas vienen del Monte Shirane, un volcán activo que está cerca de la región.


Las calles son muy agradables para caminar de día y por la noche.

Nos encontramos este café en el que te sientas, pides una bebida y estás platicando con los pies adentro de las aguas termales.

Se llama Ashi-yu, 足湯, aguas termales para los pies.

Onsen público: entras, pagas, te quitas la ropa, te bañas y entras a los onsen. 
Después te pones la ropa y te vas :)


Así se ve el ryokan que escogimos.

Pasillos de la antigua casa que se convirtió en ryokan.

Una parte de la habitación.


Este es uno de los rotemburo 露天風呂 (onsen al aire libre) de nuestro ryokan.
La acidez del agua en Kusatsu onsen es de las más altas en todo Japón: una moneda de 1 yen (hecha de aluminio) puede disolverse totalmente en estas aguas en una semana. 

Se han hecho experimentos y no hay bacteria que sobreviva a estas aguas, por lo que tienen poderes curativos.

Capilla cubierta por la nieve.



Los tradicionales onsen-tamago (huevos cocidos en aguas termales).

Onsen para los pies.

De regreso a casa en el tren.

Si se es amante de los onsen, entonces Kusatsu es una visita imperdible. La calidad de sus aguas termales y la atmósfera del lugar valen la pena.

1 comentario:

  1. Gracias por continuar con el blog, los que tenemos hijos sabemos lo cuesta hacerse un tiempo.
    Todos los dias, empiezo el dia viendo lo que hay de nuevo en tu blog.

    Saludos desde Argentina,
    Daniel.

    ResponderEliminar