martes, 16 de mayo de 2017

Matsushima, las 260 islas de Tohoku.

Matsushima es una bahía situada en la prefectura de Miyagi, a 365 kilómetros al norte de Tokio. Es famosa por ser uno de las tres escenarios naturales más notables de Japón.


La bahía está rodeada por 260 islas de todos tamaños que tienen pinos japoneses (de ahí su nombre: matsu 松 = pino ; shima 島 = isla).


En todos lados presumen ser parte de los Nihon-sankei.

Una de las figuras emblemáticas de la región es el samurai Date Masamune, que desde el inicio se apostó en la región ganando tierras y poder. Tuvo que apoyar a las fuerzas de Toyotomi Hideyoshi para derrotar al clan Hojo en Odawara, pero después se unió a Tokugawa Ieyasu para ayudar en la victoria de Sekigahara. Le fueron entregados los territorios de Sendai, en donde estableció su castillo y residencia.

Masamune esté en todos lados en Matsushima.

Ayudó a la conversión de varios al cristianismo pues se identificó con esta religión. Hizo lazos de amistad con evangelizadores españoles y buscó hacer comercio con México, pero después se arrepintió cuando el gobierno ordenó la persecución a los cristianos.

Matsushima fue golpeado por el gran tsunami del 2011 y aquí está una marca de la altura que alcanzó el mar en aquel trágico momento.

En la puerta del restaurante se de la marca de color blanco.

La comida más famosa de Matsushima es la lengua de res estilo Sendai.

Puente rojo que lleva a la isla de Oshima.


Puente rojo que lleva al templo de Godaigo.

Vista de Oshima desde Godaigo.

Detalle del techo de Godaigo.


Zuiganji es el templo más importante de la zona. Su salón principal es tesoro nacional y en la entrada hay cuevas en donde los monjes vivían y oraban. Fue fundado en el año 828 por Ennin pero los edificios actuales fueron construidos por orden de Date Masamune en 1609.

Cuevas a la entrada del templo. No se puede acercar porque aún están haciendo reparaciones por los daños del tsunami de 2011.


Chimenea de la cocina del templo.

Salón principal del templo.


Interior de la cocina.


Pequeños Daruma en uno de los rincones del templo.

Hay varias maneras de disfrutar las islas. Nosotros tomamos este barco para recorrer algunas de ellas desde el mar.

Los túneles de esta isla simulan tres campanas bunshyo estilo japonés.
  
Detalle de las tres campanas bunshyo

Y esta se dice que representa a un antiguo rey Nio que protege a la isla.

Nos alojamos en un ryokan con una vista impresionante de las islas.

Habitación del ryokan. Piso de tatami, mesa baja y puertas corredizas.

La vista desde nuestra habitación estaba padrísima.



Pescado blanco.

Calamares con salsa de soya.

Sashimi.

Caracoles marinos en su concha.
El postre.




:)

El tsunami no dañó mucho a Matsushima porque su orgullo, las 260 islas, fueron también su escudo en contra de la ola que trajo destrucción y tragedia a las ciudades vecinas. 

Aunque nosotros fuimos por carretera, se puede llegar a Matsushima fácilmente desde Tokio tomando el tren bala hasta Sendai y un tren local hasta la estación de Matsushima, todo por líneas JR. El trayecto completo dura poco menos de 150 minutos. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario