martes, 31 de enero de 2017

Omikuji 御神籤 , los papelitos de la suerte.

Todos lo que hemos ido a un templo o santuario en Japón nos hemos encontrado con algo así:



¿Qué son esos papelitos que están amarrados en árboles y cercas? Se llaman "omikuji" y son papeles que anuncian la suerte del que lo ha adquirido. Aunque muchos japoneses corren por su omikuji en los primeros días de cada año, se pueden adquirir en cualquier momento y encontrar prácticamente en cualquier templo o santuario.

Omikuji en Asakusa.


En japonés se escribe 御神籤 (御= honorable 神= dios 籤= lotería). Desde hace cientos de años los japoneses iban a los santuarios y templos a preguntar a los dioses cuál sería su suerte antes de emprender alguna tarea o dar un paso importante en sus vidas (casarse, iniciar un negocio, ir a una batalla, etc).

La forma más tradicional de obtener un omikuji es agitando un cilindro de madera que contiene varios palitos de bambú con distintos números en japónés. Después de sacar uno se pedía al sacerdote o miko-san que entregara el pergamino. Sin embargo, ahora uno mismo abre un cajón para buscar el pergamino (tal vez porque las miko-san están muy ocupadas con la venta de amuletos) e incluso hay vending machines o pequeñas cajas para tomar al azar un omikuji, que generalmente cuesta 100 yenes.


Si la suerte es mala entonces se acostumbra amarrar el papel y dejarlo atrás, como símbolo de que la mala suerte se queda en el pasado mientras la persona sigue en búsqueda de su buena fortuna.



Recogiendo omikuji para dejar espacio para más omikuji.

Una cosa curiosa es que antes siempre se dejaban en un pino porque "pino" en japonés se dice "matsu (松)", y el verbo "esperar" también se dice "matsu (待つ)". Se deja ahí esperando que la buena fortuna llegue pronto.



Los japoneses que se toman en serio la fortuna van a los santuarios y templos por su omikuji antes de pedir matrimonio, casarse, entrar a un examen, emprender un negocio, cambiarse de casa, etc. Sin embargo, muchas veces se les ve muy despreocupados amarrando su mala suerte en todos lados.


     

1 comentario:

  1. Que bonita tradición, y ¿los japoneses realmente creen lo que dice el papelito?

    Saludos y bonito blog

    ResponderEliminar