lunes, 7 de septiembre de 2015

El Parque Nara y sus venados.

Japón es un país que lo tiene de todo. Desde templos impresionantes, edificios modernos y tradiciones milenarias hasta venados caminando por las calles en libertad, conviviendo con gente y coches.

La primera impresión que uno se lleva cuando llega a Nara es la gran cantidad de venados que hay en las calles. La segunda impresión es lo dócles que son. Se pueden tocar, posan para las fotos y se acercan a la gente, sobre todo si sospechan que puede haber comida en los bolsillos. 


Hay puestos en los que se venden galletas para alimentar a los venados. Cuestan 150 yen.



Todos los que vienen regresan con por lo menos una foto posando con venados.

Los venados están muy acostumbrados a la gente. En los 9 años que he estado viniendo a este parque no he visto ninguna conducta agresiva de parte de un venado.
Tampoco atacan a los puestos donde las galletas están a su alcance. Esperan pacientemente a que alguien compre y se las ponga en el hocico.

Aunque generalmente cortan sus cuernos, este año me he encontrado con muchos venados luciendo sus ornamentas.




Hay alrededor de 1,200 venados en el Parque Nara. Se dice que están allí desde el período Heian (794-1185), cuando la familia Fujiwara tenía alta influencia en Japón. Los venados eran tomados como animales de buena suerte. Con el tiempo tomaron símbolos de deidades mensajeras de Buda.

Actualmente se toman como propiedad cultural de Japón y se acostumbra visitarlos y ofrecerles una reverencia A veces los venados corresponden la reverencia y la próxima vez que vaya voy a tomar un vídeo para ponerlo aquí.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario